ÁLBUM DE IMAGENES DE "MIRANDO HACIA ADENTRO"

Todas las imágenes originales producidas por "Mirando hacia adentro" han sido publicadas en un blog satélite llamado "Mirando hacia adentro. Álbum de imágenes".

DEUDA EXTERNA ARGENTINA ON LINE

La página norteamericana "usdebtclock.org" informa segundo a segundo la evolución de las deudas de los países. Vea online y en directo el REENDEUDAMIENTO ARGENTINO presionando AQUÍ.

Translate

jueves, 14 de diciembre de 2017

Hoy no pudieron contra los jubilados, POR "Página 12" del 14-12-17

Imagen: Captura Diputados TV

Mientras el operativo represivo sigue, el oficialismo levantó la sesión

Dentro de un Congreso sitiado por cientos de gendarmes y policías, Cambiemos intentó avanzar con la reforma previsional en medio de denuncias de falso quórum. Ante el escándalo Emilio Monzó levantó la sesión. Puertas afuera siguió la redada contra los manifestantes. Hubo alrededor de quince detenidos. Fueron agredidos los diputados Leopoldo Moreau, Mayra Mendoza, Matías Rodríguez, entre otros.


"Le pedimos al Gobierno que levante el operativo de militarización del Congreso para que podamos sesionar como corresponde", había solicitado antes del inicio de la sesión especial para tratar la reforma previsional el presidente del bloque FpV, Agustín Rossi, en una conferencia improvisada con los legisladores del Frente de Izquierda y el Peronismo para la Victoria. Media hora después de las 14, con el tiempo de inicio de sesión vencido, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, aseguró que contaban con el quórum de 129 diputados para sesionar, mientras los legisladores le mostraban los casquillos de balas de goma y gases lacrimógenos. Finalmente, fue la diputada Elisa Carrió la que solicitó levantar la sesión y desafió:  "Vamos a ganar la votación, será la otra semana, pero la vamos a ganar". 


Pasadas las 14.30, Rossi exigió que se levantara la sesión "respetando el reglamento". En ese momento había 117 diputados sentados. Carrió, entonces, tomó el micrófono, acusó a los diputados: "Tengan cuidado de no atropellar a las fuerzas del orden", y arriesgó: "Yo los vi desde el balcón". Afuera, el operativo de 900 Gendarmes disparaba gases lacrimógenos contra la miles de personas que estaban al otro lado del vallado, con el que el operativo del Ministerio de Seguridad rodeó el Congreso, mientras la Policía Federal ingresaba por las calles laterales disparando balas de goma contra los manifestantes.  


Victoria Donda pidió la palabra para responderle a Carrió: “Un poco de respeto, y si tengo los bastones es porque ayer en el operativo perverso que llevaron adelante, lo único que lograron fue reprimir a la gente y golpearnos”. Mientras tanto, los diputados de la oposición corrieron hasta donde estaba Monzó exhibiendo los cartuchos de balas que habían recolectado en la calle y pidiendo que se levantara la sesión.

En la entrada al Salón de Pasos Perdidos, la seguridad del propio Congreso impedía el ingreso de otros legisladores. "Es escandaloso que quieran hacer una sesión con diputados en la enfermería", lamentó el diputado Axel Kicillof, en referencia a los diputados del FpV Darío Martínez y Mayra Mendoza. 
Arriba: La diputada Mayra Mendoza rodeada por media docena de policías siendo rociada con gas lacrimógeno.

Monzó seguía intentando abrir la sesión, pero los diputados de la oposición denunciaban diputados "truchos", al sostener que el quórum fue dado  por Jorge Enríquez, legislador de Cambiemos que ingresará a la Cámara baja en reemplazo de la desplazada Joana Picceti, pero que aún no juró. "Jamás me senté en la banca, es un disparate. Estaba atrás de Monzó", se defendió.

El macrismo continuó con las provocaciones a través de Nicolás Massot y de Mario Negri, quienes insistían en que la sesión tenía quórum. “El que no se quiere sentar tiene la libertad de no hacerlo”. Luego acusó a la oposición de “intentar romper la sesión”, insistió el titular del bloque de Cambiemos. 

Luego, la diputada y titular del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, les pidió a la bancada oficialista: “¡No sigan pasando vergüenza, no tiene quórum! En el reglamento no va a encontrar nada”.  “Hace 59 minutos tenía que empezar esta sesión, evidentemente no tienen número, y no lo busque en el reglamento, no lo tiene porque mayoritariamente los representantes del pueblo, más allá de los aprietes que se han hecho estos días a intendentes, gobernadores, dirigentes sindicales", denunció.  

Minutos después, habló Elisa Carrió para en nombre del oficialismo pedir el levantamiento de la sesión. “Nosotros ganamos en las urnas", recordó la líder de la Coalición Cívica y lanzó una promesa para los jubilados: "Va a haber una compensación a los jubilados, por eso estoy acá sentada". También habló de "violentos" y "de paz", para terminar desafiando: "Vamos a ganar la votación, será la otra semana, pero la vamos a ganar". 

“Se impuso la cordura”, sostuvo triunfante el diputado Rossi en la segunda conferencia de prensa improvisada del día. En la primera, junto a los diputados del Frente de Izquierda y el Peronismo para la Victoria, había advertido sobre el clima represivo, que el operativo ordenado por el Gobierno nacional cumplió al pie de la letra. 

Publicado en:
https://www.pagina12.com.ar/82695-hoy-no-pudieron-contra-los-jubilados

A CARA DE PERRO, por Felipe Yapur (para "Página 12" del 14-12-17)


MARCHA Y PARO CONTRA EL AJUSTE

Ante la resistencia que desató la quita a los jubilados, Macri adelantó para hoy la votación de la ley. La CGT se reunió de urgencia y llamó a un paro de 24 horas el viernes y se sumó a la concentración en Congreso junto a las CTA y la CF. El Gobierno militarizó la zona y reprimió hasta a los diputados.


La CGT acompañará la movilización de hoy frente al Congreso y llamó a una huelga general para el viernes
Marcha y paro contra el paquete de ajuste
La central obrera se reunió de urgencia y adelantó medidas de fuerza contra las reformas previsional y tributaria. “Les meterá la mano en el bolsillo a los trabajadores activos y condenará a la miseria y el hambre a los jubilados”, aseguró Schmid.

Por Felipe Yapur


La Confederación General del Trabajo (CGT) anunció ayer, luego de una debatida reunión del Consejo Directivo, “avalar y acompañar” la movilización al Congreso Nacional convocada por la Multisectorial Federal que integran la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), las dos CTA y el camionero Pablo Moyano, para expresar su rechazo a los proyectos de reforma  previsional y tributaria. Además, decretaron un paro general de 24 horas a partir de las cero del viernes. El anuncio lo realizaron los triunviros Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, acompañados por un grupo de integrantes de la conducción cegetista. Eso sí, advirtieron que el paro se concretará en caso de que el oficialismo logre sancionar estas leyes que profundizan el ajuste.

Schmid justificó la decisión al asegurar que la reforma que impulsa Cambiemos “le meterá la mano en el bolsillo a los trabajadores activos y condenará a la miseria y el hambre a los jubilados”. Acuña le reclamó a quienes “se llaman legisladores peronistas que hagan honor a esa palabra y a la historia y rechacen mañana la reforma previsional”.


En principio, la reunión estaba prevista para hoy pero ante la decisión de Cambiemos de adelantar la sesión donde intentarán aprobar las reformas previsional y tributaria, el triunviro Schmid decidió adelantar el encuentro para ayer las 16. Poco a poco los dirigentes fueron llegando y la reunión se desarrolló mientras una multitudinaria movilización realizada por las organizaciones sociales intentaba llegar al Congreso. (ver aparte)

No resultaron fáciles las decisiones que se tomaron. En principio porque hubo notorias ausencias como dos representantes del grupo de los gordos: el triunviro Héctor Daer y  Armando Cavalieri (mercantiles). Tampoco llegaron los dos principales referentes de los independientes, Andrés Rodríguez (UPCN) y Gerardo Martínez (Uocra). Daer se encuentra fuera del país y los otros tres adujeron imposibilidad de llegar a la sede de la CGT fruto del “caos de tránsito” que vivió ayer la ciudad.

La primera parte de la reunión se la llevó una evaluación de la situación política y económica que vive el país y los perjuicios que provocarán la sanción de las leyes que impulsa el gobierno. Pero no avanzan más allá del diagnóstico. Entonces terció el líder de la UOM, Francisco “Barba” Gutiérrez: “La gente ya está en la calle repudiando estos proyectos pero necesita una referencia, una contención que la debe dar la CGT. Por eso tenemos que convocar a un paro con movilización”. A pesar de la contundencia no encontró el eco necesario. Las consultas telefónicas fueron constantes. Incluso uno de los dirigentes que terminó respaldando la decisión final de la mayoría no se privó de hablar con el Ministerio de Trabajo para ponerlo al tanto de lo que ocurría en la sede de Azopardo 802.

No fue solo la voz de Gutiérrez la que propuso medidas de acción directa. La representante de los sindicatos médicos, Sandra Maiorano, apostó a la necesidad de rechazar en la calle estos proyectos e incluso sumó la reforma laboral. Como la discusión parecía no encontrar un cauce que desemboque en una decisión, el titular de los ceramistas, Juan Domingo Moreira, preguntó en general: “¿Alguno de los compañeros tiene algún compromiso que le impida avanzar en una decisión? No se preocupen, entendemos y pueden dar un paso al costado”, dijo y Gutiérrez aprovechó para reiterar la moción. La respuesta vino poco después cuando los triunviros presentes propusieron acompañar las movilizaciones previstas para hoy y realizar el paro recién el viernes. Adujeron problemas de logística para garantizar la efectividad de la medida de fuerza. Omar Maturano de La Fraternidad asintió. Luego llamaron por teléfono a Roberto Fernández (colectiveros) y éste dio el visto bueno pero para el viernes. Estos dos últimos están molestos con el gobierno porque afirman que la reforma tributaria implica la profundización del impuesto a las ganancias que afectará a todos sus afiliados.

Mientras en el Congreso reprimían a los participantes de la movilización de las organizaciones sociales, la CGT llegó a una decisión que la enumeraron en cinco puntos: “Declarar el estado de alerta y sesión permanente de su Consejo Directivo; adherir y apoyar a todas aquella expresiones sociales y gremiales que coincidan con nuestro reclamo y que, en el ámbito de la paz social que nos caracteriza, exprese su rechazo a la política económica

nacional; rechazar cualquier acto de represión por parte de las fuerzas del orden que pretenda avanzar sobre el derecho y la libertad de expresión que, en este sentido, la CGT promueve; movilizar a todos sus cuadros dirigentes y trabajadores al Congreso a las 14 para rechazar el tratamiento de la Ley de Reforma Previsional”. Y, por último, “si aun así, la Cámara de Diputados decidiera dar quórum y tratar la ley votando en forma positiva su sanción, decretar un paro nacional” para el viernes.

Inmediatamente Horacio Otero, el coordinador nacional de la Secretaría de Interior de la CGT, remitió a las 77 regionales de la central obrera la decisión adoptada por el Consejo Directivo. A aquellas que no participen de la movilización en el Congreso se les recomendó marchar en sus distritos y enviar informes de la evolución del paro del viernes para hacer la valoración final. Todas contestaron afirmativamente.


Diputado Nacional Leonardo Grosso (Movimiento Evita) atacado por un perro policial

Publicado en:
https://www.pagina12.com.ar/82577-marcha-y-paro-contra-el-paquete-de-ajuste

lunes, 11 de diciembre de 2017

UN JUICIO DE MENTIRA, por Héctor Timerman (para "el cohete a la luna" del 09-12-17)



por Hector Timerman 

Timerman desde su casa. “Primero fue mi padre, detenido y torturado por la dictadura cívico militar. Hoy la pesadilla se reedita”. Ayer, Ronald Noble –quien fue Secretario General de Interpol durante 14 años– desmintió públicamente al juez Claudio Bonadío que lleva la causa por encubrimiento a raíz de la denuncia del fiscal Alberto Nisman. Bonadío acusó a Noble de haber complotado conmigo para levantar las alertas rojas emitidas por dicha organización policial. Alertas rojas impuestas por Interpol a solicitud de Argentina, y que implican el arresto de cinco ciudadanos iraníes imputados de ser autores del atentado a la AMIA.

La osadía del juez Bonadío apoyada desde la tapa del diario Clarín y la desmentida de Ronald Noble muestran que sí, hay un límite inclusive para Clarín y un juez que se siente dueño de vidas en un rincón del mundo. Siempre existe ese límite, que el propio Bonadío, en este caso, no se atreve a cruzar: pedirle a Interpol que detenga a quien durante muchos años fue la máxima autoridad policial internacional. Al igual que durante el Macartismo, cuando se encarceló a varios personajes menores y terminó derrumbándose al intentar acusar al Ejército estadounidense de estar manejados por comunistas. Un ejército que volvía victorioso de la Segunda Guerra y la guerra de Corea y contaba con la admiración de su pueblo. Macarthy termina siendo víctima de sus propias mentiras. Bonadío también construye sobre mentiras y al igual que otros famosos mentirosos, necesita mentiras más grandes para ir sustentando la mentira original hasta que la desmentida de alguien prestigioso muestra la verdadera cara del Juez.

Lo que comienza con la validación de una inexistente reunión en Aleppo entre los cancilleres de Irán y Argentina para encubrir a los presuntos responsables del atentado a la AMIA, continúa con el falaz argumento de que el texto del Memorando fue elaborado por Irán y aceptado por Argentina. Sigue diciendo que los legisladores nacionales convierten en ley el memorando engañados por el Poder Ejecutivo, continúa con un acuerdo entre Argentina e Interpol para que caigan las alertas rojas. Lo que no puede explicar Bonadío es por qué si todos hicimos lo que quería Irán, éste país no aprobó la puesta en marcha del Memorando. Tampoco puede explicar por qué si Ronald Noble fue parte del encubrimiento, no le dictó al ex secretario de Interpol la prisión preventiva como hizo con otros supuestos partícipes del complot.

A una acusación sin sentido le suma la grave denuncia de establecer que Irán y Argentina están en guerra desde hace 23 años. Así puede mentirosamente construir la calificación de la conducta por la cual nos acusa como “traición a la patria”. Y así seguirá mintiendo, buscando cumplir con los deseos de varios grupos que han utilizado a la Causa Amia para obtener logros que nada tienen que ver con los intereses geopolíticos de la Argentina y mucho menos con el reclamo de justicia de los familiares y de la sociedad.

Escribo estas líneas en mi casa, dado que Bonadío dictó mi detención domiciliaria debido al sufrimiento de una enfermedad terminal. Como hace más de 40 años, mi familia tiene que afrontar esta situación espantosa. Primero fue mi padre, detenido y torturado por la dictadura cívico militar. Hoy la pesadilla se reedita. Y aun así, no puedo dejar de pensar en quienes están en estas horas sufriendo también una prisión ilegitima, ilegal y arbitraria en peores condiciones que las mías. Pienso en las familias de todos los que somos víctimas de un poder judicial que ha perdido el decoro.

Ayer dijo Roland K. Noble: “Un reporte tendencioso del Juez Bonadío no puede cambiar la verdad: Argentina o Timerman nunca requirieron a INTERPOL dar de baja las notificaciones rojas!”

¿Hasta dónde llegarán las mentiras necesarias para condenarnos?

Publicado en:
http://www.elcohetealaluna.com/un-juicio-de-mentira/

EL AGUJERO NEGRO DEL BLANQUEO, por Horacio Verbitsky (para "el cohete a la luna" del 10-12-17)




Los grandes blanqueadores reclaman la rebaja de los costos salariales

Grandes blanqueadores de dinero, como los Rocca y su gerente Novegil, el supermercadista Coto, los primos Madanes o los petroleros Bulgheroni claman por bajar los salarios, flexibilizar las condiciones de trabajo y, algunos, por una devaluación, que reforzaría ese efecto. El salario incentiva el consumo y el crecimiento de la economía, la fuga de ganancias crea trabajo en otros lugares del mundo. 
Lo que se fuga no es el consumo de los grandes empresarios, que no lo han reducido, sino la inversión, que languidece. Está claro que el blanqueo no buscó incentivar la inversión sino sacar de la ilegalidad a familiares, socios, testaferros y amigos de Macrì: no los obligó a repatriar activos, sólo a declararlos pagando una multa inferior a la tasa del impuesto a las ganancias que evadieron. La divulgación de datos sobre el blanqueo enfurece al presidente Maurizio Macrì, quien confesó su deseo de embarcarme en un cohete a la luna. 
Aquí continuamos con esa tarea que iniciamos en Página/12, mientras la AFIP cae en una progresiva parálisis por las desatinadas medidas con las que imagina protegerse de las filtraciones ya producidas. En un viaje de regreso al siglo XIX, se prohibió comunicarse desde los correos electrónicos de la entidad con direcciones externas y la última innovación consistió en eliminar también el uso de los pen drive, mientras los consultores externos revisan bit por bit la copia en espejo que hicieron de todas las computadoras. El pasado era mucho más seguro.

Esta es la música que escuché mientas escribía la nota. Pueden escucharla mientras la leen.
Después de los festejos electorales, el gobierno nacional dispuso imprimir un nuevo ritmo y mayor profundidad a sus medidas económico-sociales. Su escenificación comenzó en el show de la victoria que Maurizio Macrì encabezó en el Centro Cultural Kirchner, rebautizado CCK con la ilusión de que su origen se extravíe en un mar de siglas. Ese lugar es parte de la pesada herencia que el gobierno aprovecha, igual que el bajo nivel de endeudamiento externo que recibió en 2015. Allí Macrì anunció una ley de reforma laboral, instó a ceder algo para derrotar la pobreza y denunció como un obstáculo para la creación de empleo los juicios laborales, que consideró obra de una mafia. Un año antes, en octubre de 2016, ante el Consejo Interamericano de Comercio y Producción propuso “una agenda superadora. Llámenle productividad, competitividad, o romperse el traste". Cuando habla el presidente no hace falta explicar al traste de quiénes se refiere.

Paolo Rocca, amo y señor de la transnacional italiana Techint, con sedes centrales en Milán y Luxemburgo, abogó en el Foro de Inversiones y Negocios de 2016 por la reducción de salarios como condición para que los empresarios inviertan y en el coloquio de IDEA de 2017 a favor de la tercerización como herramienta para reducirlos. También llamó mafiosa a la organización sindical.

En abril Macrì acompañó a Rocca a inaugurar una nueva planta de tubos sin costura de Techint, que con una inversión de 2.000 millones de dólares generará 1.200 puestos de trabajo. Pero no aquí, sino en Houston, Texas. America first. La tercerización por la que Techint aboga en la Argentina fue incluida por Macrì en el proyecto de ley de precarización laboral enviado en noviembre al Congreso. La CGT insistió en que la cláusula de tercerización fuera retirada, de modo que el trabajador pudiera recurrir también contra el empleador principal, que contrata a la empresa tercerizada. El ministro de trabajo Jorge Triacca (h) dejó saber que aquellos puntos que no pudieran incluir en la ley serían reintroducidos en las negociaciones sectoriales. Hasta ahora el proyecto no avanzó por la fuerte resistencia social y el gobierno anuncia que lo postergará hasta el año próximo, para no demorar también el golpe a los jubilados y a las provincias.

Javier Madanes Quintanilla, presidente de ALUAR/FATE le dijo a La Nación durante la crisis de fin de siglo que en la Argentina “las condiciones de negocios no son las más favorables del mundo. Es un país caro en términos de precios relativos. Es mucho más sencillo invertir en lugares como Brasil por un montón de razones. Cuando uno va a poner plata en la Argentina tiene que afilarle la punta al lápiz porque amortizar la inversión inicial es muy difícil y se pierde competitividad”. Ahora atribuye los obstáculos para la competitividad al elevado ausentismo y los ritmos de trabajo. En el segundo encuentro de “Negocios con el Mundo”, organizado por el diario La Nación en el Malba, Madanes Quintanilla sentenció que el sistema productivo es "altamente ineficiente por temas gremiales”

Alfredo Coto defendió la reforma laboral propuesta por Macrì en una entrevista concedida al diario La Nación, pero reclamó mayor celeridad y profundidad: Tiene que ser una reforma laboral con inteligencia. Porque cuando hablás y explicás todo esto, hay que ser inteligente; hay una manera de trabajar y se puede girar en 180 grados. Me aplican la palabra gradualismo y ese gradualismo puede ser negativo. Ponele un poco menos de gradualismo para que vengan inversiones de afuera- dijo el supermercadista y ahora desarrollador inmobiliario de un condominio en Miami, una suntuosa torre de 66 pisos con casi 400 departamentos.  
También fustigó lo que el gobierno y los grandes patrones coinciden en denominar la industria del juicio, que es la defensa de los derechos conculcados a los trabajadores por las leyes o su forma de aplicación. 
Le hace mucho daño a la Argentina. Existe una cantidad de leyes de un proteccionismo mal hecho, que llevan a muchas pymes a la quiebra- rezonga Coto.

En febrero de 2016, cuando Macrì inauguró un nuevo local de la cadena, el presidente, que es muy abrazón, quiso atraer hacia sí a un nieto de seis años de Coto, que se resistió como un gato, hasta que lo rescató la abuela Gloria. El presidente tuvo que conformarse con un nene de 11, que la abuela le ofreció para minimizar el desaire.

Alejandro Bulgheroni es el presidente de Bridas, la mayor petrolera del país, asociada en distintos emprendimientos con British Petroleum y CNOOC, de la República Popular China. Su yacimiento Cerro Dragón, en la provincia de Chubut, es el más importante en producción del país. Los Bulgheroni figuran en todas las mediciones entre los hombres más ricos del país y entre los 324 más ricos del mundo.

El hermano de Alejandro, Carlos Bulgheroni, fue el operador político de la familia hasta su muerte el año pasado. Autodefinió a los empresarios como cortesanos del poder. Su cortejo a Carlos Menem (un crédito de 144.00 dólares sin avales, comisiones ni garantías, concedido por el banco de los Bulgheroni al cuñado Alfredo Carim Yoma; el acompañamiento al hijo y la esposa de Menem a Estados Unidos cuando Carlitos se quebró una pierna al estrellarse con la moto) palidecen frente a la negociación con los taliban en el desierto de Afgganistan para que permitieran el paso de un gasoducto desde Turkmenistán hasta Pakistán.

Marcos Bulgheroni, hijo de Carlos, quedó a cargo de Pan American Energy. Economista graduado en Columbia y Yale, Marcos está casado con la periodista italiana Nunzia Locatelli, autora de un documental apologético del Papa Francisco, el adalid de la pobreza. Tío y sobrino comparten el propósito de Macrì de reducir los costos laborales. Marcos fue uno de los firmantes del llamado compromiso por el empleo e intervino en la negociación con los sindicalistas petroleros, Guillermo Pereyra, que convalidó suspensiones rotativas, reducción de horas trabajadas y de salarios en Neuquén, y con Jorge Ávila, en Chubut, donde los empleados de la compañía resignaron el cobro de las horas que pasan en viaje desde sus casas hasta el yacimiento; aceptaron contratos de trabajo a plazos determinados con posibilidad de suspensión o cancelación; la multifuncionalidad en equipos de torre y en operaciones y mantenimiento sin modificar la categoría del personal; un diagrama de de dos días de trabajo por uno de descanso no remunerado, y para el personal en equipos de dotación ininterrumpida, jornadas de 8 horas durante seis días corridos, con 48 horas no pagas de descanso. En palabras de Alejandro, “dar mayor cantidad de trabajo, pero más competitivo”, ya que en 2014, “cuando la gente se quedó sin trabajo, comenzó a mejorar la productividad”. Es decir, despidos y suspensiones para disciplinar al resto y bajar costos. Según el tío, los principales items de lo que llama el costo argentino son “la mano de obra, la productividad de la mano de obra, los caños y muchas cosas importadas”. Pero los últimos rubros son inflexibles a la baja. En esa ofensiva contra salarios y beneficios obreros, Bulgheroni fue acompañado por Tecpetrol, la petrolera de los Rocca, cuya posición es singular. Como proveedor de tubos para gasoductos, Techint reclama que el precio del gas sea alto por lo menos durante cinco años para atraer inversores hacia el shale de Vaca Muerta. Pero como la producción de esos tubos es intensiva en gas, también desea que la mitad del precio que pagan las industrias (y de paso el agro) sea subsidiada, y así al mismo tiempo bajar costos y robustecer mercado.

Su relación con el presidente nunca fue fácil, desde que Techint vendía cara la chapa que Macrì quería comprar barata para estampar los autos de Sevel. Como exportador, Rocca siempre reclama en privado, pero niega en público, una devaluación.

Los Bulgheroni son una familia más armónica que los Madanes, en la que desde hace décadas, Javier vive en guerra judicial con sus primos Mónica y Miguel, que continúa la tensa relación entre los padres de todos ellos, Adolfo, que no quería socios políticos, y Manuel, que en la creación de Aluar incorporó a José Gelbard, influyente durante el gobierno de Alejandro Lanusse y ministro de su sucesor, Juan D. Perón.

Todos ellos (Rocca, Coto, Bulgheroni, Madanes), tienen algo en común: abrieron cuentas y formaron empresas en diversas guaridas fiscales donde sus ganancias quedaron a salvo de la mirada del fisco argentino y en 2016/17 se acogieron al blanqueo de capitales convocado por el gobierno del presidente Maurizio Macrì, del que también participó su hermano menor Gianfranco, su hermano de la vida Nicky Caputo, el presunto comprador de la constuctora familiar IECSA, Marcelo Midlin, y la madre y dos hermanas de Juliana Awada, suegra y cuñadas del presidente. Cuando publiqué la información sobre Gianfranco, Nicky y Mindlin, en el diario Página/12, donde trabajé durante 30 años, Macrì confesó su deseo de embarcarme en un cohete a la luna, encantadora idea que inspiró este nuevo medio de periodismo de datos. No hay bien que por mal no venga.

Avila, los Bulgheroni y Aranguren: pura sonrisa. - Gobernación de Chubut
Buenos muchachos

Estxs son algunxs de lxs residentes en la Argentina que en vez de invertir sus ganancias en el país donde las obtuvieron, prefirieron sustraerlas del circuito económico local, de modo de crear riqueza y empleo en otros lugares del mundo. Para ello recurrieron a sociedades offshore y a la sección banca privada de los grandes bancos internacionales, que hoy ejercen el gobierno en la Argentina. La ley de blanqueo dispuso liberarlos de “toda acción civil y por delitos de la ley penal tributaria, penal cambiaria, aduanera e infracciones administrativas que pudieran corresponder por el incumplimiento de las obligaciones vinculadas o que tuvieran origen en los bienes y tenencias que se declaren voluntaria y excepcionalmente y en las rentas que éstos hubieran generado. Esto implica una amnistía que extingue la acción penal prevista en el inciso 2 del artículo 59 del Código Penal.

Nunzia Locatelli y Marcos Bulgheroni. - Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes
Alfredo Coto blanqueó nada menos que 7.000 millones de pesos cuando sus ventas proyectadas para este año son de 60.000 millones. Es uno de los mayores beneficiarios de la amnistía. Mientras, prosiguen las actuaciones contra él y su hijo Germán Alfredo por el hallazgo en agosto del año pasado de un arsenal en un supermercado de Caballito: 27 armas de fuego, 227 granadas, 41 proyectiles de gases lacrimógenos, 2 de lanzamiento, 3886 municiones, 14 chalecos antibala, 22 cascos tácticos, 9 escudos antitumulto, un revolver sin declarar ante la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), tres armas de fuego registradas a nombres de otros usuarios, un revolver inscripto a nombre de Alfredo Coto con su número de serie adulterado, ocho escopetas que tenían pedido de captura, dos lanza-gases con sus números de serie borrados y una ametralladora con un silenciador registrada a nombre de Germán Alfredo Coto. El gobierno mantuvo la noticia en secreto durante casi un año, hasta que fue revelada por el periodista Juan Amorín.

Marcela Rocca, prima de Paolo y encargada de tareas de beneficencia, se destaca en la nómina de quienes se acogieron al blanqueo de capitales, nada menos que con 6900 millones de pesos. Los gerentes están varios escalones por debajo de los accionistas.

Daniel Agustín Novegil, quien como presidente de Ternium se encarga de los aceros planos que produce Techint para el mercado interno, blanqueó 557 millones de pesos.

Javier Madanes Quintanilla y Miguel Madanes, los señores del neumático y el aluminio, pasaron por ventanilla para blanquear 1279 millones de pesos (867 el primero, 412 el segundo). En 2016/17, FATE/Aluar tuvo una utilidad de 1950 millones de pesos.

María Bulgheroni de Luque, hermana de Alejandro y tía de Marcos Bulgheroni blanqueó 185 millones de pesos, suma que sugiere que no es una pieza clave en los negocios familiares.

Marcelo Mindlin blanqueó bienes por 770 millones de pesos, equivalentes entonces a 44 millones de dólares, una suma homóloga a la que trascendió que habría pagado por la constructora de los Macrì: entre 40 y 50 millones. El supuesto vendedor fue el primo presidencial Angelo Testaferra.

Gianfranco Macrì blanqueó 622 millones de pesos de 2016. Gianfranco integra los directorios de varias empresas familiares, en las que fue siempre un personaje secundario, aún después de que el primogénito Maurizio relegara su rol empresarial por los negocios de la política. Que Gianfranco haya blanqueado cinco veces más de lo que declaró a la AFIP su hermano mayor, pone en evidencia que el presidente sigue escondiendo una parte significativa de su fortuna, o que parte del dinero que declaró Gianfranco no es de verdad suyo.

Nicky Caputo, a quien Macrì describe como hermano de la vida, socio en la primera empresa que inició aparte del holding familiar (Mirgor, fabricante de aire acondicionado para automotores), testigo de su última boda y asesor de facto de la presidencia, blanqueó 465 millones de pesos de 2016. La fortuna de Caputo creció como contratista de obras públicas (de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires durante el gobierno de Macrì y de la Nación desde que asumió la presidencia). Lo hizo con otra empresa que no lleva su nombre, para simular que se cumple la promesa de ambos de que no volvería a contratar con el Estado. La aliada revoltosa Elisa Carrió exigió excluir a los contratistas del blanqueo, pero una vez que no lo logró, cambió de pantalla y se dedicó a perseguir a personas sin poder.

Alejandro Jaime Peña Braun, primo segundo del jefe de gabinete Marcos Peña, blanqueó 109 millones de pesos.

Manuel Lucio Torino Ortíz, blanqueó 353 millones de pesos. Torino está casado con una hermana del secretario Legal y Técnico de la presidencia, Pablo Clusellas Zorraquín, una pieza fundamental del universo macrista. Compañero de Macrì desde la primaria, abogado y directivo de SOCMA, no sólo es el último filtro antes de la firma presidencial. También fue quien organizó el fideicomiso opaco, a cuyo frente quedó José María Fernández Ferrari, el socio del escribano general del gobierno, Carlos D’Alessio, quien renunció a ese cargo para ocultar el conflicto de intereses. Clusellas Zorraquín es revisor de cuentas del Buenos Aires Golf Club, que preside Gianfranco Macrì. El Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Salta, denunció hace cinco años que Braun Peñá y Clusellas, como directivos de Finca Cuchuy SA, Salta Cotton SA, Latin Bio SA, y Sideco Americana SA, presionaban a las comunidades indígenas del Cuchuy para que les permitieran seguir realizando desmontes prohibidos por la ley de bosques nativos, a cambio de cederles unas parcelas. En 1997 Braun Peña compró la finca El Yuto para la familia Macrì. A 200 km de la capital salteña, Yuto es un departamento de la vecina provincia de Jujuy, pero en lunfardo significa desleal, falso. En la misma zona compraron tierras Gianfranco y Nicky.

Esto da una buena idea del rol que desempeñan en el subibaja salarial los ingresos de los trabajadores y los de los patrones y la incidenciaque tienen en relación con la productividad. Mientras unos incentivan el consumo y el crecimiento de la economía, los otros fugan sus ganancias y crean trabajo en otros lugares del mundo. El blanqueo de Macrì no fue concebido para incentivar la inversión sino para sacar de la ilegalidad a familiares, socios, testaferros y amigos: no los obligó a repatriar sus activos, sólo a declararlos ya pagar una multa, inferior a la tasa del impuesto a las ganancias que evadieron. Los bienes declarados por 475.000 contribuyentes ascendieron a 116.800 millones de dólares, con una recaudación adicional de 9.500 millones de dólares, pero el 80 por ciento de esos activos quedaron fuera del país.



Fuente: Cámara de Diputados de la Nación, comisión investigadora de la fuga de divisas. *Incluye las divisas fugadas en 2001 por Jorge Blanco Villegas, IECSA, Sideco Americana, Socma, Yacilec, Correo Argentino y Supercemento.

Varios de ellos eran especialistas en la constitución de activos externos desde hace mucho tiempo. La Comisión Investigadora que presidió el diputado Eduardo Di Cola, quien contó con el asesoramiento técnico del area de Economía y Tecnología de FLACSO, registró en los meses previos a la hecatombe de 2011 los dólares que retiraron algunos de los futuros blanqueadores.


Publicado en:
https://www.elcohetealaluna.com/shorthand_story/el-agujero-negro-del-blanqueo-el-cohete-a-la-luna-por-horacio-verbitsky-2/

NOBLE: "La resolución de Bonadio es falsa y engañosa", por "Página 12" del 11-12-17

Fuertes declaraciones de Ronald Noble, ex titular de Interpol

El ex secretario general de Interpol volvió a aclarar públicamente que ningún funcionario argentino pidió el levantamiento de las alertas rojas para beneficiar a los ciudadanos iraníes acusados por el atentado a la AMIA. Noble desacreditó la resolución de Bonadio y se quejó por la “información falsa” que publicaron varios medios nacionales.

En medio de la persecución a dirigentes de la oposición y tras el pedido de prisión preventiva ordenado por el juez Claudio Bonadio contra los principales opositores políticos, entre ellos la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner acusada de traición a la patria, el ex secretario general de Interpol volvió a negar públicamente que algún funcionario argentino haya pedido que se levantaran las alertas rojas contra los iraníes acusados por el atentado a la AMIA.

“No, nunca”, respondió de manera contundente Ronald Noble al periodista Iván Schargrodsky, cuando le preguntó al ex titular de Interpol si alguna vez la Argentina pidió que se levantaran las alertas rojas. La entrevista fue publicada a través de su cuenta de Twitter.



Noble denunció también la “información falsa” que publicaron varios medios nacionales y opinó sobre la resolución de Bonadio. “En lo referido a Interpol y las alertas rojas por AMIA, el informe del juez Bonadio es falso, engañoso e incompleto”, aseguró en una de las respuestas. Según Noble nunca hubo un pedido ni de Argentina, ni del canciller Héctor Timerman “ni de ninguna persona de Argentina” para remover las alertas rojas vinculadas al caso AMIA. “¿Cómo puede decir que no soy imparcial porque tengo amistad con Héctor Timerman, cuando tuve muchas más relaciones de amistad con Alberto Nisman, a quien visité en sus vacaciones en Punta del Este, Uruguay? El juez Bonadio dictó una resolución tendenciosa sin evidencia para sostener sus conclusiones falsas acerca de que la Argentina e Interpol tenían un acuerdo secreto para levantar las alertas rojas”, agregó el ex funcionario, quien aclaró que la resolución de Bonadio “debe ser completamente desacreditada”.


Noble aclaró que Nisman prefería traer a los acusados iraníes a la Argentina para ser juzgados y que en varias ocasiones hablaron de “numerosas formas de avanzar en la investigación sobre el atentado a la AMIA”.

“La resolución de Bonadio demuestra que no comprende las reglas ni las regulaciones de Interpol acerca de las alertas azules y rojas. Le pidió a Interpol que ponga una alerta azul para ubicar al secretario general de Interpol por una investigación sobre traición, lo cual es una ofensa política. Debería saber que de acuerdo al artículo 3 de su estatuto, Interpol tiene estrictamente prohibido tomar parte en casos políticos como la acusación de traición. El juez Bonadio debería haberme contactado, tal como vos y otros periodistas hicieron, vía mail, o Twitter, Linkedin o Google”, aclaró Noble, poniendo en tela de juicio el accionar del juez.





Publicado en:
https://www.pagina12.com.ar/81962-la-resolucion-de-bonadio-es-falsa-y-enganosa

La deuda nuestra de cada día, por "Página 12" del 11-12-17


El deudor pasará a ser el propio Tesoro Nacional

El festín financiero no tiene fin. El el ministro de Finanzas, Luis Caputo, confirmó que esta semana el Estado emitirá nuevas Letras del Tesoro por 40 mil millones de pesos a 90 y 182 días, y 1700 millones de dólares, también de Letes.

Las Letes en pesos se repartirán en cuatro series de $ 10.000 millones a 91, 119, 182, y 273 días, informó la cartera de Caputo. Respecto a la tasa, en el mercado esperan que esté por debajo de lo que pagan las Lebac para los mismos plazos (la de 104 días rendía 28,95%). 


Además de las letes en pesos, esta semana también se emitirán títulos públicos en dólares por US$ 900 millones a 210 días y una tasa del 2,83 por ciento (US$ 983,98 por cada US$ 1000 de valor nominal), y otros 800 millones de dólares a 364 días y un rendimiento de 3,10 por ciento (US$ 970,01 por cada US$ 1000).



En el mercado aseguran que, con esta nueva emisión, el Gobierno busca empezar a desarmar la bomba de tiempo que significa el altísimo nivel de bonos emitidos en Lebac, que hasta ahora garantizó una bicicleta financiera muy atractiva para los capitales golondrina. 

Según un reporte de la financiera Puente Hnos, si bien pueden participar de las colocaciones todas las personas físicas y jurídicas, el objetivo de Caputo es darles a las aseguradoras un instrumento para invertir luego de que se les prohibiera seguir comprando títulos en Lebac. “La emisión tendría como uno de los principales demandantes a las aseguradoras, las cuales deben ir reduciendo su stock de Lebacs hasta el 0 por ciento dispuesto por la Superintendencia de Seguros de la Nación”, indicó Puente.

De esta manera, el deudor dejará de ser el Banco Central y pasará a ser el propio Tesoro. El mercado también leyó esta emisión como el comienzo de un plan para desdolarizar la deuda y pasarla a pesos, de manera tal que el Tesoro quede afuera de las fluctuaciones y le permita, a su vez, al Banco Central liberar el tipo de cambio que, considera, está atrasado. Un presagio de una nueva devaluación.

Publicado en:
https://www.pagina12.com.ar/81986-la-deuda-nuestra-de-cada-dia

domingo, 10 de diciembre de 2017

¿Traición a la Nación o prevaricato de los jueces?, por E. Raúl Zaffaroni (para "Nuestras Voces", "La Tecla Eñe" y "Página 12" del 09-12-17)



Por E. RAÚL ZAFFARONI | 9 de diciembre de 2017

En los últimos tiempos pareciera que hay jueces que deciden lo que creen que tienen poder para hacer, sin detenerse ante ningún límite constitucional: la medida de sus decisiones es la de su poder mediático. No obstante, esto no se ha generalizado del todo. Manipular jurídicamente el concepto de traición es de un gravedad institucional inusitada.


Publicado en La Tecl@ Eñe

1. La manipulación del concepto de traición. El crimen de traición, en todo autoritarismo, totalitarismo o absolutismo, desde la Roma imperial y aún antes, fue el pretexto que se usó para perseguir y dar muerte a todos los opositores y molestos al autócrata de turno[1].

Nuestra Constitución, desde 1853, tomó los recaudos necesarios para que nadie en la Nación Argentina pueda manipular a su antojo este concepto, como garantía de republicanismo. Veamos cómo lo hace.

2. La pena de los traidores a la Patria del art. 29. La Constitución Nacional se refiere a los traidores a la Patria en el artículo 29º: “El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales, a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que formulen, consientan o firmen a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria”.

Como es obvio, esto no tiene nada que ver con el frustrado acuerdo con Irán, porque es de sobra sabido que históricamente se incluyó este artículo para fulminar de nulidad cualquier intento de reiterar la ley que otorgó a Rosas la suma del poder público.

3. La traición a la Nación del art. 119. Como en el caso del frustrado acuerdo con Irán para nada entra en juego el artículo 29º, queda claro que se procesa hoy conforme al artículo 119º, que se refiere a la traición a la Nación : “La traición contra la Nación consistirá únicamente en tomar las armas contra ella, o en unirse a sus enemigos prestándoles ayuda y socorro. El Congreso fijará por una ley especial la pena de este delito; pero ella no pasará de la persona del delincuente, ni la infamia del reo se transmitirá a sus parientes de cualquier grado”.

4. No fue lo que la fusiladora aplicó a Perón. Es necesario aclarar esto porque suele confundirse todo y afirmarse que encuentra su antecedente en la dictadura de 1955 y que le fue aplicada al Tte. Gral. Juan Domingo Perón.

Esto no es verdad: el procesamiento resuelto en mayo de 1956 por el juez de facto Luis Botet contra Perón y legisladores peronistas, no se refería al actual artículo 119º, sino que arañaba su pretendido fundamento jurídico en el artículo 29º de la Constitución y no en el 119º actual [2].



5. El art. 119º es una garantía constitucional. Pero el artículo 119º -que es el que se esgrime ahora- se estableció en la Constitución de 1853 como una garantía de origen iluminista y liberal, ubicándolo como última disposición de los preceptos del rubro Atribuciones del Poder Judicial. Su texto y ubicación provienen de la Constitución norteamericana[3] y su inclusión bajo este título es significativa, pues se dirige primeramente a los jueces, sin perjuicio de hacerlo –obviamente- también al legislador ordinario.

6. ¿Qué quiso el constituyente norteamericano? En la Constitución de 1949, Sampay respetó el texto histórico, pero lo reubicó correctamente en el rubro Derechos, deberes y garantías de la libertad personal. La ubicación actual, se explica por las razones históricas del modelo norteamericano.

En efecto: el legislador constitucional norteamericano[4] quiso evitar con esta disposición que se impute cualquier delito (o no delito) como traición a la Nación, como hacía el derecho inglés, que colgaba lords con generosidad en las torres de Londres.

7. ¿Por qué se dirige en especial a los jueces? La razón por la cual el artículo se dirige primeramente a los jueces proviene –justamente- de esas arbitrarias extensiones del concepto por parte de los jueces en la jurisprudencia británica. Recuérdese que en el derecho constitucional inglés, apenas en el siglo pasado se declaró formalmente cancelada la potestad judicial -del common Law- de crear tipos penales.

8. Se apoyaba en Blackstone y en Montesquieu. En el derecho constitucional norteamericano pesaron, nada menos que las palabras de Blackstone apoyado en Montequieu: Este crimen es el más grave que un hombre pueda cometer, considerado como miembro de una sociedad. “Basta –dice Montequieu- que el crimen de lesa majestad sea vago, para que el gobierno degenere en despotismo”. Y sin embargo la vieja ley común deja al arbitrio de los jueces una gran latitud para determinar lo que es o no es traición; con lo cual da a la creación de los príncipes tiranos el medio para generar una amplia lista de crímenes de traición, es decir, de convertir, mediante interpretaciones arbitrarias y forzadas, en crímenes de traición y punibles como tales, delitos que jamás se habría supuesto ser de esta naturaleza [5].

9 ¿Qué había escrito Montesquieu? Si alguna indicación faltaba para verificar que la definición precisa de la traición a la Nación es una garantía que se remonta al Iluminismo, basta la cita de Montesquieu a la que remite Blackstone: Las leyes de China –escribe Montesquieu, eludiendo hablar así de las de Francia- mandan que quien falte el respeto debido al emperador sea castigado con la muerte. Como no definen en qué consiste esa falta, cualquier cosa puede dar pretexto para quitarle la vida a una persona a quien se tenga mala voluntad, y para exterminar a una familia entera. El capítulo que así comienza se cierra con la frase lapidaria que cita Blakstone: C’est assez que le crime de lèse-majesté soit vague, pour que le gouvernement dégénère en despotisme. Seguidamente agrega: Es un violento abuso dar el nombre de lesa majestad a un acto que no lo sea [6].

10. En la garantía argentina pesó la historia nacional. El constituyente argentino de 1853 copió a la letra esa disposición, no sólo movido por el origen iluminista y por el modelo de los Estados Unidos –y menos por puro afán de imitación-, sino ante todo por la triste experiencia nacional durante nuestras luchas y guerras civiles, que dan cuenta de numerosas ejecuciones.

Cabe observar que la garantía del artículo 103º histórico es el complemento necesario de la prohibición de pena de muerte por causas políticas, obviamente inspirado también en la sangrienta experiencia nacional y consagrado en el artículo 18º: si el legislador ordinario -o el juez por vía interpretativa- pudiesen considerar cualquier delito como traición a la Nación, todo delito político (rebelión, sedición, etc.) hubiese podido caer bajo esa arbitraria calificación y, por ende, se hubiese habilitado un fácil expediente para burlar la prohibición del artículo 18º, incurriendo la Constitución en autocontradicción.



11. La claridad de Joaquín V. González. Entre los constitucionalistas argentinos, quien se expresó con meridiana claridad a este respecto fue Joaquín V. González: En cuanto al delito en sí –escribe-, la Constitución quiere que no esté jamás en el arbitrio del legislador ni de los jueces el definirlo, como ocurrió en Inglaterra en la época en que la justicia fue instrumento servil del despotismo del Parlamento o de los Reyes, pues, el primero clasificaba de traición los hechos menos criminosos de los súbditos para someterlos a la última pena; y los segundos, con su poder arbitrario de decidir qué actos eran o no traiciones prestábanse a satisfacer las más criminales venganzas de los príncipes [7]. Por si alguna duda cupiese, cita a Blackstone.

Según este autor, la Constitución rechaza la arbitrariedad practicada en nuestra historia, que confundía la traición con los delitos comunes de rebelión, sedición, resistencia a la autoridad y otros menos graves, por lo que la Constitución ha limitado el poder de la ley a los términos de su propia definición para evitar que ni ella, ni los jueces puedan nunca ultrapasar los límites marcados, y fijando una línea clara de división entre los poderes de legislar y los de administrar justicia [8].

12. La unanimidad de nuestros constitucionalistas. Queda claro que desde 1853 -conforme a la opinión doctrinaria de todo nuestro constitucionalismo[9]- el derecho constitucional argentino no admite que se considere penalmente responsable por traición a la Nación a ninguna persona que no incurra en el tipo constitucional del actual artículo 119º, como garantía que tiene por objeto la prevención de las brutales represiones en las rivalidades de nuestra organización.

Se trata de un mandato constitucional a los jueces y legisladores. Desde el punto de vista penal, la ley ordinaria lo completa como tipo señalando la pena legal, pero no puede alterar la definición de la conducta que la Constitución le manda.

13. La Constitución prohíbe la integración analógica de la definición del art. 119º. En nuestro derecho escrito, la voz únicamente (el only del texto norteamericano) prohíbe a los jueces argentinos cualquier integración analógica respecto de la fórmula constitucional, so pretexto de interpretación extensiva.

En síntesis: la Constitución expresa como garantía para todos los ciudadanos que la traición a la Nación es lo que su texto dice en términos estrictos y nada más. Cuando la Constitución emplea la palabra “únicamente” al definir en qué consiste la traición, ha expresado… su voto porque la justicia argentina no se convierta en auxilio de la opresión [10].

14. Los penalistas también son unánimes. El penalismo nacional de todos los tiempos es unánime y aún más contundente e insistente que el constitucionalismo, cuando de afirmar la naturaleza de garantía del artículo 119º constitucional se trata, señalando por la pluma de todos los penalistas que le está prohibido al legislador extender el tipo de la Constitución.

El artífice del código de 1921 lo expresó claramente, reiterando lo que con anterioridad habían afirmado Rivarola, Piñero y Matienzo en el proyecto de 1891[11]: El Congreso Nacional no puede en esta materia usar la amplitud de facultades con relación a la casi totalidad de los otros delitos, pues por excepción y como lo ha hecho en contados casos, la Constitución ha dicho cuándo existe el delito de traición[12]. Destaca el carácter de garantía contraponiendo la definición constitucional con la arbitrariedad de las leyes de Partida[13].

15. Discutieron incluso si es “o” o “y”. En cumplimiento de la Constitución, la ley 49 de 1863 quiso precisar los actos de traición[14], pero la tradición a partir del proyecto Rivarola-Piñero-Matienzo de 1891[15] reprodujo la letra constitucional, agregando sólo agravantes. Más tarde se discutió si la expresión ayuda o socorro del artículo 214 del código penal era o no constitucional, pues la Constitución exige ayuda y socorro.

Se sostuvo que la alternativa en lugar de la conjunción importaba extender la fórmula constitucional, aunque otros opinaron que siempre que hay una se presenta el otro y viceversa, por lo que no se alteraría la extensión[16]. Soler afirmaba que tienen importancia esa y otras diferencias [17], en tanto que Núñez sostiene que se trata de una garantía, y si el artículo 214º del Código penal no se aviene con el artículo 119º constitucional, debe prevalecer la fórmula de la Constitución[18]. De cualquier manera, todos coinciden en su naturaleza de garantía y en la consiguiente inadmisibilidad de cualquier extensión de la fórmula legal, centrándose la discusión sólo en saber si la hay o no en la ley.

16. Todos requieren que haya guerra internacional; desde el propio Rodolfo Moreno (h). El tipo objetivo del delito de traición contiene un elemento de delimitación temporal: la opinión unánime de la doctrina penal argentina exige que este delito se cometa en tiempo de guerra internacional.

Así lo expresó el propio Rodolfo Moreno (hijo) con meridiana claridad conceptual: Este delito entre nosotros no puede cometerse en tiempo de paz. Para que exista se requiere: o que se tomen las armas contra la Nación, o que se unan los agentes a los enemigos de la misma. Tomar las armas contra la Nación es hacerle la guerra, y unirse a los enemigos supone ese estado, pues la República no los tiene durante la paz [19].

En términos análogos se expresan todos los penalistas argentinos. Omitimos la transcripción textual de sus opiniones en homenaje a la brevedad, pues para todos se trata, prácticamente, de una obviedad[20].

17. Nunca estuvimos en guerra con Irán. Nunca la República Argentina estuvo en guerra con Irán; tampoco se preparó para producir una situación bélica, para atacar a Irán, jamás hubo un estado de guerra formal ni informal.

Si bien es muy discutible, aún dando por cierto –sólo, como se dice en latín, ad effectum probandi- que el horrible delito cometido en nuestro territorio haya sido un acto bélico, ser víctima de una agresión no significa una guerra, sino, en último caso y conforme al derecho internacional, dicha agresión habilita al estado agredido a llevar adelante una guerra defensiva, pero esto nunca lo hizo la Nación Argentina, sino que se limitó a seguir los pasos procedentes conforme al derecho internacional, reclamando la extradición de los eventuales responsables.



18. La explicación de Creus. Esta situación la previó claramente en su obra Carlos Creus, mucho antes del espantoso crimen cometido en nuestro país, cuando este autor no podía tener para nada en cuenta la imputación que dio lugar a la insólita decisión actual, pues el crimen se cometió cuando el querido profesor de Santa Fe ya no estaba en este mundo.

Cabe citarlo por extenso porque es clarísimo: Pero no constituye guerra internacional el ataque restringido a personas o grupos de nacionales en el país o en el extranjero (que puede ser motivo de una guerra, pero que no lo es todavía, salvo que se realice dentro del marco prospectivo de un conflicto bélico internacional). La guerra internacional existe cuando se ha declarado formalmente, según las disposiciones constitucionales y el derecho internacional, o cuando se han producido hostilidades que ya importan la guerra, aunque no se la haya declarado formalmente (el Código de Justicia Militar fija también, como término inicial, el “decreto de movilización para la guerra inminente” –ver artículo 882- pero allí no hay todavía guerra internacional) y termina cuando se ordena el cese de las hostilidades, aunque permanezca vigente el estado de guerra hasta la celebración formal de la paz. El delito sólo se puede dar entre el comienzo y el final de la guerra [21].

19. No hubo ningún preparativo de guerra. La Argentina ni siquiera emitió el decreto de movilización, como lo preveía el derogado Código de Justicia Militar –vigente al tiempo en que se produjo el crimen- con motivo de la agresión sufrida. Menos aún hubo hostilidades por parte de nuestro país respecto de Irán, pues incluso se siguieron manteniendo las relaciones diplomáticas. Ser agredido no significa guerra, sino sólo victimización: no hay guerra si no hay dos partes en guerra.

20. No hubo guerra defensiva ni preparación de ésta. El derecho internacional legitima la guerra defensiva en forma análoga a la legítima defensa del derecho penal, pero si quien sufre la agresión ilegítima no actúa, no hay conducta defensiva que justificar: sólo queda la agresión ilegítima. Recibir un puñetazo no es una riña: quien lo recibe tiene derecho a responder con otra violencia y en ese caso habría una riña, pero si decide no responder y pedir auxilio a la policía, sólo queda la agresión ilegítima. La riña y la guerra requieren que haya dos ejerciendo violencia.

21. Síntesis jurídica de lo anterior. Como síntesis jurídica de lo anterior, cabe afirmar lo siguiente: (a) El concepto de traición es constitucional y no puede extenderse más allá de la definición del actual art. 119º.  (b) La pretensión judicial de ampliar la definición constitucional importa una vuelta al despotismo premoderno, prohibida por la Constitución. (c) La disposición constitucional se dirige directamente a los jueces, para prevenir su integración analógica jurisprudencial. (d) El artículo 119º constitucional es una garantía conforme a la opinión jurídica nacional unánime, incluso históricamente reafirmada con la reubicación del texto en 1949. (e) El constitucionalismo y el penalismo argentinos lo sostienen como una obviedad, sin que haya autor nacional que haya sostenido otra cosa. (f) Igualmente obvio es para toda nuestra doctrina jurídica el presupuesto de una guerra o el hecho de confrontación bélica. (g) La Nación Argentina nunca declaró la guerra a Irán ni se preparó para defenderse bélicamente. (h) Haber sido agredido no significa estar en guerra, sino sólo ser víctima de una agresión.

22. Síntesis política e histórica. Lo jurídico no surge de la nada, sino que tiene raíces históricas y políticas. En este sentido, es dable observar que las disposiciones de nuestros artículos 18º (prohibición de pena de muerte por causas políticas) y 119º (definición limitativa constitucional de la traición), son históricamente complementarias, pues tienen como objetivo claro la prohibición de confundir los delitos políticos con la traición, instalando de este modo un obstáculo constitucional fortísimo a cualquier vuelta a los sangrientos episodios del siglo XIX.

Conforme a la sangrienta enseñanza de la historia, la Constitución ha consagrado la prohibición de que nadie –al calor de cualquier circunstancia- vuelva a tocar la estricta definición de traición a la Nación, sabiamente limitada desde 1853, porque implicaría abrir las compuertas a las venganzas políticas ilimitadas y a la legitimación de la guerra civil.

23. En este caso no hay disidencia doctrinaria ni jurisprudencial. Si bien es cierto que en el campo jurídico muchas veces es verdad lo de la media biblioteca, hay otros supuestos en que ni el más mínimo folleto amarillento y olvidado en el fondo del último anaquel sostiene lo que se afirma, es decir, en que la ley es clara y no median objeciones constitucionales ni internacionales y tampoco admite interpretaciones diferentes. Este es uno de los raros casos en que todos estamos de acuerdo y lo estuvimos desde 1853 hasta la fecha.

24. ¿Es imaginable que los jueces integren analógicamente la definición? En los últimos tiempos pareciera a veces que hay jueces que deciden lo que creen que tienen poder para hacer, sin detenerse ante ningún límite constitucional: la medida de sus decisiones es la de su poder mediático. No obstante, esto no se ha generalizado del todo.

Llegamos aquí al punto de quiebre de nuestro Estado de Derecho: esta es la prueba de fuego. El art. 269 del Código Penal conmina pena de multa e inhabilitación absoluta perpetua (y de tres a quince años de prisión si es en sentencia penal) al juez que dictare resoluciones contrarias a la ley expresa invocada por las partes o por él mismo. Se trata del delito de prevaricato de los jueces. En este caso, la ley es expresa conforme a la clara voluntad del legislador, y nada menos que del constituyente y, además, dirigida en particular a los jueces.

25. Sólo con prevaricato puede sostenerse la existencia de una traición a la Nación. El únicamente (only del modelo original) no deja lugar a dudas. No hay discusión doctrinaria ni jurisprudencial, no hay antecedente alguno que permita la integración analógica del artículo 119º constitucional, no hay razón histórica ni doctrinaria que avale ese abuso de la jurisdicción, nada autoriza a considerar que un delito o una agresión es una guerra, no pudo haber guerra con un país con el cual se mantenían relaciones diplomáticas, sólo hay letra expresa de la ley que no deja lugar a dudas. Apartarse de esa letra, integrar el concepto, asimilar un delito o una agresión a una guerra, es caer en una integración analógica que viola la letra expresa y, por ende, cae en el tipo de prevaricato judicial.

26. ¿Será nuestro Poder Judicial prevaricador? Esperamos que eso no suceda. No creemos que los jueces de segunda instancia, los de casación, los ministros de la Corte Suprema, todos, estén dispuestos a caer en el prevaricato, violando la letra expresa, clara, jamás discutida, del artículo 119º de la Constitución Nacional. Eso importaría la quiebra total del Estado de Derecho, su Poder Judicial caería como un castillo de naipes. Hasta el revanchismo tiene límites, y lo peor es que genera contrarevanchismo, difícil de contener cuando el anterior es desmesurado.

Existen diferencias interpretativas en muchas materias y el debate judicial interno es sano. También hay vicios, no sanos pero tampoco delictivos, pero cuando la conducta cae directamente en un tipo penal, la cuestión toca el límite, pasado el cual sólo queda el poder desenfrenado, el revanchismo y el contrarevanchismo.

27. Lo inimaginable. Puede ser que nos equivoquemos, pero apostamos a que esto no sucederá. Nos resistimos a imaginar a los jueces argentinos de todas las instancias que deberán intervenir afirmando que el art. 119 constitucional puede ser integrado por ellos, ampliado, ignorando el únicamente de la ley suprema, el only de la fuente histórica, subestimando la prohibición de pena de muerte por causa política, olvidando el pasado sangriento, quemando los libros de todos los juristas de nuestra doctrina de todos los tiempos e ideologías. Nuestra imaginación no llega a tanto, el abuso del poder no puede superar ese límite infranqueable. ¿Habrían  perdido los jueces el sentido de la temporalidad? ¿Estarían alienados, olvidando que nada hay eterno en este mundo? ¿No recordarían, los que creen en Dios, que es lo único eterno? Nos resistimos a imaginarlo.

28. Nuestro Poder Judicial no es prevaricador. Parafraseando un dicho conocido, apostamos a que aún quedan jueces en la Argentina, que nuestro Poder Judicial estará maltrecho, tendrá defectos, pero que no es prevaricador, que conserva en el fondo –aunque a veces sea difícil percibirlo- un cierto sentido de la medida de las cosas, que no en vano pasaron por alguna universidad, que algo les enseñaron los que escribieron todos nuestros libros de derecho constitucional y penal, que no carecen de cierta intuición política de sus límites y que, al margen de todo eso y en función de su tradicional instinto de conservación, saben que no deben ultrapasar cierta frontera o, como dijo alguien hace ya muchos años, que pueden acompañar hasta la puerta del cementerio, pero no entrar. Esperamos no equivocarnos.

°°°

Citas:

[1] No es menester ir muy atrás en la historia para recordar el Volksgericht o tribunal del pueblo alemán, presidido por un terrible payaso disfrazado de juez, Roland Freisler, que asesinó a miles de personas en muy breve tiempo, manipulando el concepto de deslelatad (Untreue), íntimamente ligado a la comunidad del pueblo (Volksgemeinschaft), como esencia del irracionalismo jurídico nazi. Este asesino togado murió aplastado por una viga durante un bombardeo a Belín en 1945, aferrado a los papeles con que pensaba condenar a una persona que luego resultó absuelta. V. en castellano: Helmut Ortner, El verdugo Roland Freisler, Un asesino al servico de Hitler, Barcelona, 2010.

[2] Invocaba los artículos 20º y 33º de la Constitución de 1949, vigentes al tiempo de dictarse esa resolución, pues aun la dictadura no la había derogado.

[3] Es clara la traducción casi textual del modelo: Article III, Section III, Treason against the United States, shall consist only in levying war against them, or in adhering to their enemies, giving them aid and comfort. … The Congress shall have power to declare the punishment of treason, but no attainder of treason shall work corruption of blood, or forfeiture except during the life of the person attained   (Nathaniel c. Towle, A History and Analysis of the Constitution of the United States, Boston, 1861, p. 196). Sec. III, 1. La traición contra los Estados Unidos consistirá solamente en tomar las armas contra ellos, o en unirse a sus enemigos dándoles ayuda y socorro. … 2. El Congreso tendrá facultad para designar el castigo de la traición; pero ninguna sentencia por traición producirá corrupción de la sangre o confiscación, sino durante la vida de la persona sentenciada (tal la traducción de Florentino González, Lecciones de derecho constitucional, Bs. As., 1869, p. XII del apéndice). No obstante, el texto norteamericano dio lugar a que se considerase esta posibilidad en caso de guerra civil, lo que con toda razón los autores argentinos rechazan expresamente, limitando su marco temporal a la guerra internacional (cfr. Sebastián Soler, entre otros, Derecho Penal Argentino, Bs. As., 1992, T. V, p. 17).

[4] Cfr. Calvo, N. A./ Paschal, G.W., Anotaciones a la Constitución de los Estados Unidos (por G. W. Paschal) y concordancias con la Constitución Argentina, Bs. As. 1888, T. II, p. 369; Paschal, Jorge W., La Constitución de los Estados Unidos explicada y comentada, trad. De Clodomiro Quiroga, Bs. As., 1888, p. 516; Roscoe Lewis Ashley, The American Federal State, New York, 1908, p. 280.

[5] W. Blackstone, Commentaires sur les lois anglaises, avec des notes de M. Ed. Christian; traduit de l’anglais sur la quinziéme Edition par N. M. Chompré, París, 1823, tomo Vº, p. 316. Blackstone recuerda seguidamente el caso en que un caballero del condado de Hertford, fue condenado por alta traición por retener a un servidor del rey para cobrarle compulsivamente una deuda en tiempos de Guillermo III.

[6] Oeuvres de Monsieur de Montesquieu, nouvelle édition, revue, corrigée & considérablement augmentée par l’autor, Londres, 1767, T. I., p. 260.

[7] Joaquín V. González, Manual de la Constitución Argentina, Bs. As., 1951, p. 635.

[8] Idem, p. 636.

[9] A título de mero ejemplo: Germán J. Biadrt Campos, Compendio de Derecho Constitucional, Bs. As., 2004, p. 199; Miguel Á. Ekmekdjan, Manual de La Constitución Argentina, Bs. As., 1993, p. 245; Helio Juan Zarini, en Análisis de la Constitución Nacional , página 413, del mismo, Derecho Constitucional, Bs. As., 1992, p. 519.

[10] Joaquín V. González, op. cit., p. 637.

[11] Proyecto de Código Penal para la República Argentina  … por los Doctores Norberto Piñero, Rodolfo Rivarola, José Nicolás

Matienzo, Bs. As., 1891, p. 189.

[12] Rodolfo Moreno (hijo), El Código penal y sus antecedentes, Bs. As., 1923, T. V, p. 36.

[13] Idem, p. 40.

[14] El artículo 1º de la ley 49 decía: Todo individuo argentino, o persona que deba obediencia a la Nación Argentina, comete el delito de traición definido por el artículo 103 de la Constitución General, ejecutando cualquiera de los siguientes actos:… y los enumeraba en cinco incisos (Colección de leyes y decretos sobre Justicia Nacional, Publicación Oficial, 1863, p. 20).

[15] El artículo 257 de este proyecto establecía el tipo básico con la expresión constitucional: Será reprimido con presidio de diez a veinticinco años e inhabilitación absoluta perpetua, siempre que el hecho no se halle comprendido en otra disposición de este Código, todo individuo argentino o que deba obediencia a la Nación Argentina, que tomare las armas contra ésta o se uniere a sus enemigos prestándoles ayuda y socorro. En el artículo 258 enumeraba en nueve incisos las formas agravadas (Proyecto, cit., pp. 387-388).

[16] Sobre esta discusión entre Rodolfo Moreno (h) y González Roura, Eusebio Gómez, Tratado de Derecho Penal, Bs. As., 1941, T. V, p. 261.

[17] Sebastián Soler, op,. cit., T. V., p. 15.

[18] Ricardo C. Núñez, Manual de Derecho Penal. Parte Especial, Córdoba, 2009, p. 503.

[19] Rodolfo Morteno (hijo), op. cit., p. 38.

[20] Así, por ejemplo, Eusebio Gómez, op. cit., p. 260; Sebastián Soler, op. cit., p. 18; Ricardo C. Núñez, op.cit., p. 503; Carlos Fontán Balestra, Tratado de Derecho Penal, Bs. As., 1990, T. VII, p. 36; Octavio González Roura, Derecho Penal, Bs. As., 1923, T. III, p. 336; Manual de Derecho penal Parte Especial dirigido por el Dr. Ricardo Levene (h), Bs. As., 1976, p. 443; Jorge Eduardo Buompadre, Tratado de Derecho Penal Parte Especial, Bs. As., 2009, T. II, p. 590; Carlos Creus, Derecho Penal Parte Especial, Bs. As., 1983, p. 146; Edgardo Alberto Donna, Derecho Penal, Parte Especial, Tomo II-C, Bs. As., 2004, p. 376.

[21] Carlos Creus, op. cit., 1983, pp. 146-147

Publicado en:
http://www.nuestrasvoces.com.ar/a-vos-te-creo/traicion-la-nacion-prevaricato-los-jueces/

También en La Tecla Eñe y Página 12